OCCULTAE VERITATIS

Verdades Ocultas

Hay momentos en nuestra vida en los que no nos sentimos felices con nosotros mismos. ¿Nunca os habéis parado a pensar que pasaría si en vez de ser tú fueras un amigo tuyo? ¿O algún famoso? Quiero decir, ¿si os ofrecieran matar a tu identidad y empezar otra vez de cero, aceptaríais?

Esta es la historia de un hombre de 23 años que se hizo pasar por un adolescente de 17 años que sido secuestrado cuando tenía 13 años. A pesar de las diferencias físicas, el protagonista de esta historia, Frédéric Bourdin, le hizo creer a la familia del desaparecido que él era el hijo que perdieron, hasta que finalmente demuestraron que solo era un farsante. La pregunta es: ¿qué ganaba Frédéric con esto? Él era, tan solo, otro niño que solo buscaba el cariño y el afecto que no le dieron de pequeño, y lo buscó asumiendo alrededor de quinientas identidades falsas. Lo peor de esta historia es que es real.

¿Qué ocurriría si mañana te despertaras siendo otra persona? Sería habitual que la gente dijera que no, que no le gustaría, que son feliz como son. A muchos nos ha costado mucho llegar a donde estamos, a tener nuestros amigos, nuestros propósitos, nuestra vida. Pero también nos toca vivir con nuestros problemas. ¿No os gustaría deshaceros de estos?

¿No es suena una película llamada Big? Está dirigida por Penny Marshall y protagonizada por Tom Hanks, donde un niño insatisfecho de la vida decidió desear ser mayor sin saber que sería así. Cuando el niño se dio cuenta quiso volver a la vida que tenía, a pesar de que la vida de adulto no le iba nada mal.

Los problemas son siempre dilemas y preocupaciones, y la mayoría de ellos no traen nada bueno (si es verdad que algunos nos hacen reflexionar y madurar). A muchos nos gustaría levantarnos un día y no tener ninguna preocupación, dificultad u obstáculo; olvidar aquello por lo que no estamos orgullosos; empezar otra vez. Hacerse pasar por alguien quien no eres es relativamente difícil y complicado. Es enrevesado entender como Frédéric Bourdin lo ha podido hacer decenas de veces.

Volviendo al hilo de la historia… ¿Qué ocurre con las familias? Hay madres que creen haber recuperado a sus hijos, padres que piensan en volver a jugar con ellos, hermanos que se vuelven a encontrar, amores que crees que ya no volverán pero vuelven… Vuelven envueltos de una farsa de mentiras, te haces ilusiones, tienes esperanzas, te alegras, te entusiasmas… y después te decepcionan con tan solo una llamada cuando te dicen que la persona que duerme en la cama de tu hijo no es en realidad quien dice ser. ¿Qué ha pasado?

Cuanto al proceso de transformación, podemos hablar de la famosa obra de Franz Kafka, La Metamorfosis. Se puede relacionar este relato con la historia de Frédéric de la siguiente forma: Frédéric, al igual que Gregor Samsa, se convirtió en una especie de insecto cual la gente empezaba a deshacerse. Frédéric no tuvo una infancia normal, creció sin la figura paterna y se crió con sus abuelos maternos y la ausencia de su madre. Poco a poco fue creciendo su caparazón hasta que llegó un momento en el que el mundo no lo entendía y le clavaron una manzana que poco a poco empezaba a podrirse. Para hacerse notar en esta sociedad y hacerse querer (que le curasen y le cuidaran) intentaba tolerar a sus familias hasta que llegaba un punto en el que relucía la verdad y lo dejaban solo y moría. Pero a diferencia del pobre Gregorio, Frédéric volvía a nacer pero convertido otra vez en una especie de cucaracha.

Por otro lado, tenemos la opción de empezar de cero. Hay cientos de películas y libros donde una persona finge su muerte: un suicidio, se traslada de país o de continente, se cambia el color de sus ojos, se quema sus huellas dactilares, se tiñe el color del pelo, cambia de nombre. Esto sí que es un modo de acabar con todo lo que te rodea. ¿Pero qué necesidad tenemos? Los problemas, como he dicho anteriormente nos envuelve y ocupan un gran lugar en nuestra vida, sin ellos no seríamos quienes somos. A su vez son también la raíz de nuestras decisiones y nuestros malestares. Hay ocasiones en la vida que nos sentimos tan culpable de nuestros actos que, o dejamos pasar el tiempo y que este lo resuelva, lo resolvemos nosotros mismos o desaparecemos. Vamos a un extremo, es decir, un asesino ya ha cumplido condena en una cárcel pero al volver a su pueblo, sus habitantes le hacen llegar notas amenazadoras diciéndole que se vaya de allí. Este puede ir a la policía y denunciar, pasar de las amenzas y seguir allí o se puede mudar intentando olvidar el pasado.

Centrándonos otra vez sobre la verdad… Hace uno año llegué a Cuenca para estudiar Periodismo. En la misma semana hice ya amigos. Les dije que era de un pueblo del norte de Alicante, que me llamaba Alberto Robles, que tenía 18 años. ¿Qué pasaría si esa información no fuera cierta? No tienen medios para verificarla de un modo total. Pueden mirar mis perfiles de las redes sociales pero estos también pueden mentir. Además, todos hemos podido mentir sobre nosotros o hemos podido ocultar la realidad con otra verdad. Pero si yo no confío en ellos, ellos tampoco confiarán en mí. Cuando mentimos, si no nos damos cuenta a tiempo, la mentira se hace cada vez más grande y ya no estaremos a tiempo de pararla, es ahí cuando los problemas crecen y las mentiras permanecen. Y ya no hay marcha atrás. No creo que yo haya sido el único que cuando nos han preguntado alguna cosa vergonzosa y que no queremos que la realidad saliera a la luz hubiera mentido, a la segunda vez que nos preguntaban no contestamos con la respuesta anterior y acababan descubriéndolo. Como dijo George Braque, ‘’la verdad existe. Sólo se inventa la mentira’’.

Queda decir que la verdad es muy relativa. Puede haber verdades ciertas y reales, mentiras decoradas y verdades que reemplazan algún que otro engaño. Nosotros somos quienes somos porqué nuestros hechos nos han hecho así. Ahora ya es tarde para cambiar el pasado pero aún estamos a tiempo de cambiar nuestro presente y futuro. ¿Qué seríamos si no nos enfrentáramos a nuestros problemas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s