FANI GRANDE: «PARA MUCHAS PERSONAS TRANS EL CUERPO ES UN CAMPO DE BATALLA»

Publicado en La Quinta Avenida

Fani Grande, natural de València, es una mujer polifacética que ha dedicado su vida a ser guionista, escritora, bloguera, columnista y presentadora de televisión. Los relatos sobre los derechos humanos en su blog, El Fémur de Eva, han tenido tanto éxito se convirtieron en libro en 2014. Ha escrito lecturas infantiles y obras como “Jo sóc així i això no és el problema”, que reivindica el derecho de las personas trans a tener una vida digna. 

BUENAS TARDES. BONA VESPRADA, FANI. BUENO, ESTÁ CLARO QUE LOS TEMAS SOCIALES ESTÁN EN TU AGENDA DIARIA. ¿CUÁLES SON PARA TI LOS QUE ESTÁN A LA ORDEN DEL DÍA?

Todo lo que tiene que ver con derecho humanos, porqué ese es el gran núcleo donde irradia, pues en este caso, como estamos viendo hoy, la transfobia, violencia de género, bullying o cualquier tipo de violencia. Para mí, el núcleo común son los derechos humanos.

SOBRE FEMINISMO TIENES UNA SECCIÓN PROPIA EN EL MAGAZÍN AL RAS, EN LA RADIO VALENCIANA, ¿CÓMO ESTÁ FUNCIONANDO?

Fenomenal. Es una sección muy interesante que me ofrecieron para hablar de mujeres y temas de igualdad. Hace poco vino Mila Font, delegada de Médicos Sin Fronteras para hablar del informe que han hecho sobre las mujeres que no tuvieron voz el 8 de marzo y que están en una situación de riesgo total, como las que están cruzando el mediterráneo, están en campos de refugiados o están intentando escapar de la crisis de rohingya (Birmania). Cuando la miraba, tenía la sensación que tenía que escribir un libro de A cau de dona, porqué han venido tantas mujeres interesantes…

Yo tengo la obsesión de dar voz a las mujeres; es una obsesión personal y es un compromiso, porqué la historia la habéis escrito los hombres, es un hecho, y quiero compensarlo.

EN TU LIBRO “EL FÉMUR DE EVA” TIENES VARIOS RELATOS QUE HABLAN DEL COLECTIVO LGTBI, PERO HAY MUCHOS EN LOS QUE TE CENTRAS EN ESPECIAL EN LA TRANSEXUALIDAD, ¿EXISTE UN POR QUÉ?

Escribo en el blog de forma totalmente altruista y nunca he sacado dinero. Escribo sobre la transfobia porqué hace apenas un mes se suicidó Ekai (16 años, Vizcaya) de la familia Chrysallis, y hace un par de años se suicidó Alan (17 años, Barcelona), una persona que está de forma indirecta en el libro. Cuando un menor que lo tiene todo para tener un proyecto de vida digno decide que la vida no merece la pena para ser vivida, ahí hay un fallo del sistema, pero total: falla el sistema educativo, falla el sistema familiar, sanitario, el sistema de amistad, falla todo. Estamos hablando de alguien que aún no ha empezado a vivir y que le es tan insoportable no ser aceptado o no ser querido que decide que no vale la pena seguir.

El fémur de Eva, Fani Grande. Casa del libro

Me produce inquietud y me parece que es muy dramático. Eso está pasando y, por eso, creo y estoy convencida de que, quienes tenemos voz, tenemos que incidir en temas que tenemos que intentar que no sucedan. Hay que seguir insistiendo, así como sigo escribiendo muchos posts sobre violencia de género, porqué siguen asesinándonos y no pasa nada, somos un titular más. No he visto nunca que Rajoy pare el mundo y haga un minuto de silencio porqué hayan asesinado a una mujer. Las instituciones no prestan atención, y tampoco se ha parado el mundo cuando se ha suicidado un menor trans.

TIENES RELATOS QUE AYUDAN A PONERSE EN LA PIEL DE LAS PERSONAS TRANS, COMO EL DE ESPACIO LIBRE DE ODIO, QUE EMPIEZA IMAGINANDO QUE TE HA CAMBIADO TU SEXO BIOLÓGICO DE UN DÍA PARA OTRO…

Tengo la suerte de que el libro tenga una segunda vida en los centros educativos y, cuando lo considera oportuno el profesorado, voy y explico el proceso creativo del libro. Les propongo siempre empezar el taller con el juego de la empatía: les pido que cierren los ojos, que respiren… les hago entrar en un estado reflexivo para estar en contacto con uno mismo y les invito a ponerse la mano abajo del estómago y que sientan que en vez de un pene tienen una vagina o en lugar de una vagina tienen un pene.

De repente hay alumnos o alumnas que abren los ojos porque no pueden soportar, siquiera, imaginar que le crecen pechos. Yo sé que ahí ya están preparados para empezar el taller, porqué ya puedo explicar que es la empatía. Si tú lo vives en tu cuerpo, te predispone a escuchar algo que no tiene nada que ver contigo; si tú que te levantas y estás de acuerdo con tu cuerpo, tu vida, y hay días que es ingestionable, inabordable e insoportable, y esto me lo dijo Alec Casanova que está en el libro, ¿cómo sería tu vida si además de eso tienes que batallar con tu cuerpo? Para muchas personas trans el cuerpo es un campo de batalla. Esto hay que explicarlo bien porqué cuando las personas entienden esto dejan de mirarles como bichos raros, como sujetos sin derechos y, desde luego, dejan de insultarles y hacerles bullying.

¿QUÉ HAS APRENDIDO ESCRIBIENDO JO SÓC AIXÍ I AIXÒ NO ÉS UN PROBLEMA (YO SOY ASÍ Y ESO NO ES UN PROBLEMA)?

Jo sóc així i això no és el prblema

He ejercitado mucho el músculo de la empatía. He aprendido de mí que era cisexual y que tenía una mirada heteronormativa sobre la realidad. Al abordar el proyecto para adentrarme en el mundo que está bajo la palabra trans, me di cuenta de que tenía una mirada sesgada que lleva a un análisis sesgado también. Ahora, hago la broma de que soy una escritora trans, porque ya no me puedo imaginar gestar ningún proyecto que a la hora de plasmarlo y compartirlo no tenga en cuenta estas diversidades y estas identidades.

¿CÓMO HA CAMBIADO TU VISIÓN SOBRE PERSONAS TRANS DESPUÉS DE ESCRIBIR AMBOS LIBROS Y CONOCER TESTIMONIOS EN PRIMERA PERSONA?

Mi visión no ha cambiado porqué ya conocía bastante su realidad. Lo que sí que ha hecho es que cambie mi visión en conjunto de cómo esas personas están luchando por cosas que yo tengo solo por ser cisexual. Yo por ser cisexual tengo más derechos que una persona trans: yo por ser cisexual tengo un DNI acorde a mi identidad; por ser cisexual nadie lee mi cuerpo de manera rara. Esos privilegios, esa hegemonía heterosexual, es lo que me ha hecho ver que este colectivo está sujeto a unas miradas que no tienen ningún derecho de mirarles de esa manera.

Cuando le pregunté a Javier de Lucas, el director y fundador del Instituto de los Derechos Humanos de València, si las personas trans tenían derecho a la identidad, me dijo que tenían derecho a mucho más que a su identidad: tenían derecho a un proyecto de vida digno y a una autonomía personal. En redes yo veo una transfobia brutal, cómo del estilo “¿No me subvencionan una ortodoncia y tengo que pagarle una operación de cambio de sexo?”

Esa comparativa, esa superficialidad con la que se opina es lacerante. Porque esas personas no quieren una estética, sino que quieren un proyecto de vida digno. Cada uno de los que estamos aquí, sabemos lo que necesitamos para vivir la vida con dignidad y tenemos derecho a intentar, a luchar y a tenerlo.

EN LA COMUNIDAD VALENCIANA SE APROBÓ HACE UNOS MESES LA LLAMADA LEY TRANS.

Si, el año pasado, en marzo del 2017, pero personas trans tuvieron que pasar la violencia verbal cuando fueron las comisiones a hacer las enmiendas a la Ley. Tuvieron que aguantar que los expertos que llevó el Partido Popular les dijeran que eso se curaba con terapias de reversión, todavía el año pasado. Se ha aprobado la Ley, pero no estuvieron del todo respetando su dignidad durante el transcurso de la Ley.

Están resueltos los temas fundamentales, pero sigue sin estar resuelto el tema del DNI. Una persona trans todavía no tiene derecho al DNI hasta que se lo concedan, y puede ser que hiciera el tránsito con 16 años y que no tengas el DNI hasta los no sé cuántos, como ha pasado con Guillem Montoro, otra persona que aparece en el libro. Él tiene el DNI ahora, hace tres meses, y lleva muchos años siendo Guillem Montoro.

SOBRE LAS SERIES Y PELÍCULAS CUYO ARGUMENTO TRATA EL TEMA TRANS O QUE APARECE UNA PERSONA CON ESTA IDENTIDAD, ¿CREES QUE BENEFICIA A LAS PERSONAS QUE NO SE IDENTIFICAN CON SU SEXO BIOLÓGICO?

La televisión es un arma de doble filo. La televisión, cine, vídeo, teatro… puede mostrar el colectivo, pero también lo puede desvirtualizar. Si todo lo que sale en televisión es como en La que se avecina que es una barbaridad… porqué las chicas trans no son así. Hay que apostar por propuestas del estilo de Transparent, que son didácticas, que son rompedoras. Están hechas por gente como la directora de la serie, cuyo padre hizo un tránsito con setenta y pico años, y ella se quedó tan noqueada que pensó en hacer una serie para que su padre tuviese un mundo más seguro.

Desde esa conciencia, desde esa sensibilidad, quiero que se hagan series sobre personas trans, pero también quiero que haya una presentadora del tiempo trans, o un señor trans haciendo el informativo, o un diputado trans, pero no porqué es trans sino porque llegue a la normalidad y que lleguen a tener y a conquistar los espacios públicos.

SOBRE LAS ETIQUETAS, ¿CREES QUE AYUDAN A QUE LAS PERSONAS SE IDENTIFIQUEN DE ALGUNA FORMA O PIENSAS QUE SOLO TRAEN PREJUICIOS?

A mí las etiquetas solo me gustan en Twitter. Los hashtags me gustan para volcar contenidos en las redes. No me gustan. De hecho, el libro acaba confesando un deseo: a mí me gusta mucho hablar de personas, no de personas trans. En definitiva, es eso, si necesitas poner un adjetivo al lado de tu ser, es que algo falta y aún no está resuelto.

¿CUÁL SERÍA LA CLAVE PARA ACABAR CON LA TRANSFOBIA O LA HOMOFOBIA?

La empatía, pero como ejercicio diario. Por supuesto también la legalidad. Estamos configurados genéticamente para sentir empatía y compasión por el otro. ¿Sabes cómo cambiaría el mundo si antes de hablar te parases a pensar que impacto va a tener en la otra persona lo que le vas a decir?

Cuando hacía las entrevistas para el libro, siempre les decía que si había alguna pregunta que les incomodase no me la contestasen. No se me olvidará nunca cuando Carlos Nacher, que no aparece en el libro pero que estaba en el proyecto, me dio las gracias porque no le había preguntado por sus genitales. ¿Perdona? No me entraba en la cabeza preguntarle por sus genitales. No me interesa que tienes entre las piernas, sino lo que tu cerebro, tus ojos o tu cuerpo me están contando. Y me dice: “Es que normalmente, siempre nos preguntan sobre los genitales”. Eso es algo tan privado que no tienes acceso a ello. Eso es violencia verbal.

FINALMENTE, FANI, TÚ QUE HAS TENIDO LA OPORTUNIDAD DE CONOCER TESTIMONIOS CARA A CARA, ¿QUÉ LE PODRÍAS DECIR O ACONSEJAR A LAS PERSONAS TRANS PARA ENFRENTARSE AL MUNDO?

Que no bajen la cara nunca por ser quien son. Jamás. Quien tiene que bajar la cara son las personas tránsfobas. Cuando alguien te mira por ser diferente, el problema lo tiene la otra persona. Si ellos no bajan la cara, nosotros los y las veremos, y eso es lo mejor, que sean visibles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s