Próxima parada: museo arqueológico de Alicante

Artículo publicado en ARPA Patrimonio

La provincia de Alicante es una zona con un alto valor patrimonial e histórico. A lo largo del tiempo, diversas cultural se han asentado en la zona durante años y durante siglos. Al fin y al cabo, es una de las características propias de los territorios que son bañados por el mar mediterráneo: variedad de civilizaciones y, por ente, ricas herencias.

Entre los elementos que podemos encontrar en la provincia se hallan restos de épocas de la prehistoria, como el paleolítico o neolítico. Un ejemplo de ello son las pinturas del Pla de Petracos (Castell de Castells) en buen estado de conservación y que muestran, entre otras cosas, las costumbres de la cultura. Años más tardes, la Edad de Bronce también fue protagonista en nuestras tierras, testigo de ello es el yacimiento de Cabezo Redondo en Villena. Otras civilizaciones más populares que se han visto atraídas por estas tierras son íberos, griegos, romanos, fenicias y cartagineses. Más tarde llegaron los musulmanes, bajo el califato de Córdoba que posteriormente se dividiría en Reinos de Taifas. El territorio alicantino pasaría a formar parte del Taifa de Dénia, hasta la conquista de 1244 que una parte de los municipios se unirían a la Corona de Castilla hasta 1304 que quedaron bajo la administración del Reino de Valencia.

En la ciudad de Alicante tenemos la opción de visitar todas y cada una de estas culturas en solo lugar. Sí, hablamos del Museo Arqueológico de Alicante o más conocido como MARQ. Además, se encuentra en las proximidades del Castillo de Santa Bárbara.

La entrada general del MARQ tiene un precio de 3 euros. No obstante, si te puedes beneficiar de los precios reducidos, pagaría la mitad: 1,50 euros. Es aplicable a estudiantes, Carné Jove, mayores de 65, así como jubilados, pensionistas y miembros de familias numerosas. Además, también tendrán entradas gratuitas los menores de 8 años, aquellas que estén en situación de desempleo y Amigos del MARQ. Puedes visitar más condiciones en la página de tarifas del propio museo.

Una vez dentro del museo, podemos campar a nuestras anchas. Tenemos varias opciones de recorridos. La más usual suele ser visitar las salas por orden de historia, es decir, visitar la prehistoria, seguido por íberos, cultura romana, Edad Media hasta llegar a la Edad Moderno y Contemporánea, que abarcaría entre los años 1500 y 1931.

En ellas se podrán observar evidencia de hace unos 100.000 años, conjuntos de cerámicas y herramientas que utilizaban en cada época o aprender los diferentes periodos en los que se sumerge una cultura.

Por otro lado, el museo tiene exposiciones temáticas que pueden ser visitadas para aprender, además, de las labores y tareas arqueológicas. ¿Cómo? Inspeccionando la recreación de excavaciones hipotéticas de, en un primer lugar, una Iglesia situada sobre unos restos ibéricos del siglo IV a.C. donde se produjo un incendio.

Salas temáticas

Por otro lado, podemos encontrar mediante una excavación arqueológica subacuática una maqueta de grandes dimensiones de una embarcación marítima romana hundida en el siglo V d.C. Además, el escenario está acompañado de una serie de vídeos explicativos acerca de cómo se trabaja en arqueología subacuática para documentar los elementos hallados.

Por último, tenemos la excavación en una cueva cuyas paredes están repletas de dibujos de arte rupestre focalizando en algunas representaciones de la provincia de Alicante. A través de esta simulación, se puede aprender de la cuidadosa labor y responsabilidad que tiene una persona profesional de la arqueología, pues el mínimo error podría tener consecuencias considerables para esta ciencia y, sobre todo, para nuestra historia.

Sin duda, el Museo Arqueológico de Alicante es una buena opción para descubrir la arqueología desde otra perspectiva desconocida y aprender de esta labor tan bonita y, en ocasiones, olvidadas para la sociedad. Además, podemos complementar el plan con una visita al Castillo de Santa Bárbara y descubrir la historia de Alicante a través de sus paredes.

Se puede visualizar el artículo completo en ARPA Patrimonio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s